Cajamarca: ¿Qué significan piezas metálicas encontradas?

La última Semana Santa fue diferente en Cutervo, Cajamarca, debido al descubrimiento hecho por tres moradores cercanos al cerro Ilucán. Más de 90 piezas de arte precolombino, hechas de oro y plata, fueron halladas en aquella ocasión.

Pero lejos de quedárselas para una colección privada, los vecinos que lograron tales hallazgos (Salomón Tarrillo, y los hermanos Misael y José Llanos) decidieron entregarlas a la Municipalidad Provincial de Cutervo, en un afán por colocarlas a una exhibición permanente sobre la historia de la zona.

Una muestra de las piezas encontradas en las faldas del cerro Ilucán (Fuente: Municipalidad de Cutervo).
Una muestra de las piezas encontradas en las faldas del cerro Ilucán (Fuente: Municipalidad de Cutervo).

Calificado por el propio Dr. Walter Alva, el investigador de las tumbas del Señor de Sipán, como un “hallazgo espectacular”, las piezas ahora se encuentran en propiedad de la Subgerencia de Turismo y Artesanía a la espera de una ubicación idónea para su propio museo de sitio.

Junto con esta colección metálica, también se hizo entrega de armas, lanzas, huacos y otros elementos en miniatura encontrados. Así mismo, otros vecinos del lugar también se sumaron a la devolución de estos enseres durante las últimas dos semanas, sin pedir nada a cambio.

Pero, ¿qué significa todo lo que se está encontrando en Cutervo ahora?

Lo primero, es que esto originó la llegada de muchos arqueólogos, en especial de origen cajamarquino, para realizar investigaciones en los alrededores del cerro Ilucán. Incluso, el propio Dr. Alva viajó a la zona para comenzar sus estudios del hallazgo.

En presencia de un fiscal, descubridores hicieron entrega de las piezas a la municipalidad de la zona (Fuente: Municipalidad de Cutervo).
En presencia de un fiscal, descubridores hicieron entrega de las piezas a la municipalidad de la zona (Fuente: Municipalidad de Cutervo).

Sin embargo, estos esfuerzos individuales deberían de ser canalizados a la brevedad posible por la Dirección Desconcentrada de Cultura, representada del Ministerio de la misma cartera  para la Región Cajamarca.

Las principales hipótesis que se manejan sobre lo descubierto hasta el momento son dos, que parecen tener cierto asidero entre la comunidad arqueológica del país.

Primero, y debido a la presencia de una pequeña corona entre las piezas devueltas, es que se podría tratar del lugar de entierro de un niño alguna nobleza pre inca. Segundo, es que se podría tratar de alguna ofrenda para al apu tutelar, debido a que el hallazgo se ubicó en las faldas del propio cerro.

Aún queda mucho por esclarecer alrededor de todas las piezas encontradas (y las que aún falten por encontrar), pero lo importante es que sigan los estudios sobre el particular.

Como punto final, la seguridad del sitio también debe ser reforzada. Como bien sabemos la mayoría, la aparición de este tipo de objetos también concita la llegada de los famosos huaqueros.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *