A 192 años de la Batalla de Ayacucho

(Fuente:Revista Känan)
(Fuente:Revista Känan)

Aunque muchos lo olvidan, el 28 de julio no ocurrió ninguna independencia peruana. Es más, aquel 1821, San Martín manifestaba en Lima que eramos libres e independientes mientras había ejércitos españoles a lo largo y ancho del sur peruano. Todo se resolvió algunos años después, cuando Sucre y su ejército salieron triunfadores en la Batalla de Ayacucho.

Tuvieron que pasar más de 3 años y llegar otro ejército libertador, esta vez desde el norte del continente, para poder gritar recién “Somos libres, seámoslo siempre”. Pero, ojo, no es un error adrede. Muchos países latinoamericanos festejan su fecha de independencia muchos años antes de cuando realmente sucedió. Por ejemplo, México tuvo su famoso Grito de Dolores en 1810 pero recién logró la independencia efectiva en 1821.

Lejos estoy de llamar a un revisionismo histórico del período emancipador. Pero muy poco valor se le entregó a la Batalla de Ayacucho a lo largo de los años. Una tierra tan golpeada en tiempos modernos por la violencia y la barbarie que todos conocemos, debería de ser reivindicada por todos los peruanos con el mismo fervor que recordamos Arica o Angamos.

Hoy se realiza, como cada año, una representación de la batalla en el mismo lugar de los hechos: las Pampas de la Quinua. Desde 1980, dicho lugar es considerado como un Santuario Histórico del país, y lleva como máxima representación el Obelisco que acompaña la imagen de la cabecera.

El monumento llega por encima de los 40 metros de alto y lleva 6 estatuas de bronce en honor a los generales independentistas de la Batalla de Ayacucho: los venezolanos Sucre y Lara, el peruano Gamarra, el inglés Miller, el colombiano Córdova y el ecuatoriano La Mar.

¿Se puede festejar el 9 de diciembre sin quitarle méritos al 28 de julio? Por supuesto que sí, existen muchos países del mundo que tienen más de una fecha importante en su calendario. Sin ir muy lejos, Brasil y Cuba tienen fiestas nacionales al mismo nivel de sus propias fechas de independencia.  Y como cada año, espero siempre que los peruanos volteen hacia ese pedazo de historia que hoy nos permite elegir presidentes (para luego criticarlos).

¡Viva la independencia nacional!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *